Cómo salir de Dicom

Estar en un registro de deuda empresarial puede ser una situación estresante y desestabilizadora para los que se encuentren incluidos en una lista de deudores. En un artículo anterior le explicamos cómo saber si está en Dicom.

Si se pregunta cómo salir de Dicom, hay tres formas principales. En este post detallamos las diferentes formas que existen para salir de registro comercial de Dicom.

Saldar las deudas para salir del Registro de deudores

Pagar la totalidad de la deuda es el método más eficaz, aunque salir de Dicom no es automático: primero hay que liquidar el saldo adeudado y luego hacer un Certificado para asegurarse de que no se debe nada.

¿Cómo dejar de estar registrados en Dicom si ya cancelé mi deuda?

Es frecuente que muchas personas se pregunten por qué siguen apareciendo en Dicom tras haber cancelado sus deudas.

Es importante considerar que las entidades financieras disponen de 7 días tras la cancelación de la deuda para dejar constancia en el boletín comercial de que el deudor ha pagado y que, por consiguiente, debe de dejar de tener la consideración de deudor.

¿Cómo salir de Dicom sin hacer frente al pago de las deudas?

Las deudas presentan una característica llamada plazo de prescripción, el cual, una vez transcurrido, las deudas prescriben y se cancelan.

Este plazo de prescripción varía en función del tipo de deuda:

  • Cheque: caduca un año después de la fecha en que se protestó.
  • Letra de cambio: caduca un año después de la fecha de vencimiento.
  • Pagaré: un año desde la fecha de impago.
  • Otras deudas: caducan a los cinco años de su nacimiento.

Ninguno puede figurar ilimitadamente en el registro Dicom. Legalmente, una deuda no puede figurar en el Boletín Comercial más de 5 años después del plazo de vencimiento.

Por esta razón, una persona puede abandonar el Dicom después de 5 años a partir de la fecha de vencimiento e impago de la última deuda.

Renegociación de la deuda

Este concepto de renegociación implica eliminar la deuda anterior (lo que le permite salir de Dicom) y, al mismo tiempo, se adquiere una nueva con un plazo y unas condiciones diferentes.

Cuando las deudas se renegocian, siguen existiendo pero se acuerdan términos y condiciones diferentes para regular su pago. Este procedimiento es gestionado por la Superintendencia de Insolvencia y Rehabilitación (Superir) y es gratuito.

Sin embargo, el proceso de renegociación es lento y requiere los servicios de un abogado y un procedimiento judicial.

Declararse en quiebra es otra forma de ser eliminado de Dicom.

El procedimiento de declararse en quiebra se basa en la Ley 20.720 de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas.